Esta propuesta define una solución constructiva encaminada a optimizar el anteproyecto de este bloque de 40 viviendas, trasteros, locales comerciales y garajes. Las condiciones geométricas de la ocupación de la edificación en la parcela han permitido plantear una pieza alargada con viviendas que gozan de doble orientación lo cual garantiza un mejor nivel de iluminación, ventilación y control térmico.

Esta geometría motiva una notable presencia del alzado del edificio, a lo largo de 80 metros, equivalente a una manzana tradicional, lo cual convierte en esencial que la solución de envolvente sea altamente eficaz. Tal y como se ha descrito en el epígrafe referente a la adopción de soluciones responsables desde el punto de vista medioambiental, se propone una fachada ventilada para garantizar la estanqueidad y el control de las condensaciones.

Desde el punto de vista compositivo de fachadas, dado el ritmo preestablecido de huecos, se plantea una alternancia modular en los paños, sobre un mismo material de chapa metálica con variaciones de acabado o textura; esto rompe la masiva contundencia del alzado y el ritmo de los portales que se integra en un alzado figurativamente variable que difumina el programa pautado de los núcleos y distribución interna. El tratamiento del alzado norte es de orden horizontal, a lo cual contribuyen los tendederos que se integran en ese ritmo. En el alzado Sur, en cambio, se ha primado el ritmo de huecos verticales, resuelto con el mismo sistema de panel de chapa metálica.